Éxito (o no) del Festival de Food Trucks en Rivas

11987050_10207085695121551_7226537761991401719_n
Festival Food Truck Rivas (Foto gentileza Carlos Monedero)

El pasado sábado 12 de septiembre, y dentro del marco del Festival de cultura en la calle, se dieron cita numerosos Food Trucks (o “gastroneta” , según la Fundeu) en el Auditorio Miguel Ríos de Rivas Vaciamadrid para dar a conocer la plaga el fenómeno de moda en la restauración española. Los food truck son como la furgoneta del churrero o la del algodón de azúcar de toda la vida, pero con nombres supuestamente ingeniosos y una oferta culinaria más exótica o elaborada. 

El “food trucker” euskaldún, Unai Nomás, nos da las pistas del por qué del éxito de estas caravanas del buen yantar en España y allende los mares: “El truco está” nos comenta “en fusilar revisar las recetas tradicionales del Estado Español dándoles un toque posmoderno, como la tortilla de patatas con cardamomo  o el tradicional bocadillo de calamares, frito en aceite ecológico proveniente de un olivo que crece únicamente en una masía del Alt Empordà. Bueno, ésto último no tiene por qué ser cierto al cien por cien, pero sí que le da un indudable acento cosmopolita a la carta”

Imagen2
La gastroneta que causó furor en Rivas aparcada de cualquier manera en un parterre

El éxito (o no) de la convocatoria ripense se ha debido en gran medida a las aportaciones gastronómicas de una de las “gastronetas” más asiduamente visitadas, “Almóndigas & Cocretas“, de doña Gertrudis Sidente, que vino del pintoresco pueblo de Rodrigatos de la Obispalía (León). Doña Gertrudis aprovecha la hojarasca sobrante de los gin tonics de diseño para preparar un delicioso relleno de  cocretas crocretas croquetas, así como los recortes sobrantes de los kebabs para preparar exóticas albóndigas.  Nuestro becario sacó el vientre de penas gracias a la generosidad de doña Gertrudis, que después de ofrecerle una docena de croquetas, le ofreció freírle un huevo o hacerle unos filetes de lomo si se había quedado con hambre.

En cuanto a la organización del evento, los organizadores han introducido una simpática innovación que consiste en hacer cola durante largo rato con el fin de animar a los ripenses a interactuar entre sí y dejar de lado las redes sociales para pasar al contacto directo. Sin embargo, fuentes anónimas nos han comunicado que la gran mayoría de los asistentes se dedicaba a leer lo que otros estaban comentando en el conocido foro de Rivas Vaciamadrid respecto a los detalles del evento. Allí, los vecinos que habían tenido oportunidad de disfrutar de los productos de las gastronetas informaban a los otros de las delicias que podían degustar en cada una de ellas así como de los precios populares y para todos los bolsillos que los restauradores habían aplicado en esta ocasión. Todo ello aderezado con la exquisita educación y “savoir faire” típicos de la red social ripense por antonomasia. Comentarios como “subid la bebida de los chinos, que llevo una hora en la cola de las bebidas” o “he ido al H2O a comprar cervezas y he tardado menos” muestran la querencia de los ripenses en cuidar del pequeño comercio aún en eventos como éste. Tampoco faltaron los comentarios de estímulo de aquellos que prefirieron no asistir, pero que dejaban claro su apoyo como el de “He oído que la gente se disputaba una mesa a machetazos” o “He leído que había gente que ha hecho una cola de dos horas para comer un bocata calamares y sin alioli“.

0_17900_1
Enorme falta de respeto al espíritu cívico ripense

La ausencia de runners fosforescentes fue compensada sobradamente por una master class de Zumba, igual de colorida. Este periódico intentó visitar la exposición “Pneumàtic”que según la web municipal  “es un proyecto colectivo de arte urbano entre artistas plásticos y diseñadores de Girona. Juegan con las formas y las posibilidades tridimiensionales de los límites arquitectónicos y trastocan la homogeneidad del paisaje urbano“, pero no vimos nada más que unas ruedas mal puestas por ahí que algún desaprensivo había arrojado en el recinto.

Por parte  de la Concejalía de Gastronomía y Restauración del ayuntamiento de Rivas se nos informa de que, dado el éxito de esta convocatoria, a partir de ahora habrá “gastronetas” en cualquier evento municipal. Sin embargo, por parte de la oposición se ha expresado su profundo malestar porque el servicio de food truck no haya sido municipalizado. Igualmente, se critica a la actual Corporación por no haber exigido que las gastronetas  fueran vehículos eléctricos y que los hornos y cocinas no utilizaran biomasa o energías renovables.

Anuncios

3 thoughts on “Éxito (o no) del Festival de Food Trucks en Rivas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s