Los elepés de Rivas denuncian su situación de desamparo frente a los singles

Los LPs se declaran en contra de los singles

  Un nutrido grupo de elepés de la ciudad madrileña de Rivas Vaciamadrid ha denunciado hoy en rueda de prensa su situación de desamparo frente al colectivo single, en auge entre la población ripense. Los elepés afirman que son “mucho más resistentes y duraderos“, a pesar de lo cual no han conseguido hacerse un hueco en las quedadas de bailongos de la localidad, donde se sienten “menospreciados y desamparados“.

En las últimas semanas se han multiplicado las denominadas “quedadas de singles” en Rivas, repartidos por grupos de edades, que van desde los 35 hasta los 55 años o más (aunque fenomenalmente conservados) pero los elepés han sido excluidos sistemáticamente de estas actividades.

Tradicional quedada de singles ripenses en la Laguna del Campillo

La situación se está haciendo insostenible para nosotros”, afirma L.P., portavoz del colectivo ripense de elepés, que prefiere mantenerse en el anonimato y ser conocido únicamente por sus iniciales. L.P. ha añadido que “no hacemos más que ver como se realizan quedadas para bailar en Rivas, lo que se venía llamando guateque, vamos… pero siempre son los singles los protagonistas invitados, mientras que los elepés, somos continuamente ninguneados y menospreciados, a pesar de que nos sabemos muchas más canciones“.
Desde el colectivo de elepés creen que su formato está influyendo en este menosprecio. “Nuestros 30,5 cm de diámetro, frente a los 18 cm de los anoréxicos esos del tradicional disco sencillo están pesando, sin duda, a la hora de dejarnos de lado”, añade L.P., que considera que debería tenerse en cuenta que su tamaño no les impide mantener una turgencia natural y una textura firme al tacto.
TRT ha querido ofrecer también al colectivo single la oportunidad de responder a estas polémicas acusaciones para lo cual, una redactora se ha desplazado a una de las conocidas quedadas en las que los singles allí presentes, ya se habían repartido en dos grupos para bailar la conga (cara A) y Paquito el chocolatero (cara B), dependiendo de la edad media. Cogidos en plena juerga, los singles allí presentes no han querido pronunciarse, rechazando hacer ninguna declaración al respecto con un movimiento enérgico y despreciativo de gintonic, lo que ha puesto perdidita a la redactora del TRT desplazada a cubrir la noticia.

Llamamiento a la unidad musical
 Por su parte, las cintas-casete se han ofrecido para mediar en el conflicto, haciendo al tiempo un llamamiento a la unidad entre los tres colectivos de soportes musicales: elepé, single y casete, para luchar contra su verdadero enemigo: el cedé. “Vino haciéndose el joven, el moderno, el que nunca se rallaba en las fiestas, ni se pasaba de vueltas, ni hablaba gangoso después de cuatro bailes, y nos quitó de en medio a todos”, insisten desde la asociación de cintas-casete.

No obstante, los cedés han rechazado estas acusaciones afirmando que “ahora lo que nos tendría que preocupar a todos los soportes musicales físicos es el pirateo que hay, con tanta música en emepetrés”. Desgraciadamente, los reiterados intentos por parte de la redacción de The Rivas Tribune de contactar con algún portavoz autorizado del colectivo ripense de emepetrés para recabar su réplica no han dado los frutos deseados ya que, según la telefonista que les ha atendido, todos los responsables “están ahora mismo en la nube”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s