Encuentran la capa magna del Cardenal Cañizares en el vertedero de Valdemingómez

Por Al F. Ñique

  La noticia saltaba a las redacciones de los periódicos locales pocas horas después de las criticadas declaraciones del prelado en las que dudaba de los refugiados sirios que llegan a Europa. El Cardenal Presbítero de San Pancracio Extramuros con Botas de Fieltro y Arzobispo de la Valencia Española y Decente, Antonio Cañizares, denunció la desaparición de su capa magna después de una reunión con una organización de ayuda al refugiado que tuvo en sus oficinas el pasado mes con el objeto de llevar a cabo la chorrada esa de acoger moros terroristas el mandato que el Papa Francisco había hecho de acoger al menos una familia de refugiados en cada parroquia, iglesia o catedral católica.

Esta redacción ha sabido que algunos voluntarios de las parroquias ripenses, muy preocupados por esta supuesta sustracción, habían hecho batidas en los vertederos de la zona para tratar de ayudar al cardenal en sus terribles tribulaciones tras esta sensible pérdida. La búsqueda dio sus frutos cuando encontraron una tela susceptible de ser la tan ansiada, pía y modesta prenda entre los restos de una quema de cobre en el vertedero de Valdemingómez. Gracias a la desinteresada ayuda de los feligreses se hizo una colecta para hacer el Carbono 14 a la tela y los resultados parecen confirmar el hallazgo.

Se trata de una prenda que aún desprende”, según el informe pericial de la Universidad Pontificia de Llanos del Caudillo (Ciudad Real), “un intenso tufillo medieval y tardofranquista que la hace fácilmente reconocible”. “Sin duda se trata”, dice el informe firmado por María Tecla Sista, portavoz de la Universidad, “de una prenda utilizada exclusivamente con fines elevados y destinados a la caridad cristiana como fiestas, banquetes y misas”. Entre los restos hallados en la pieza analizada los expertos destacan la presencia de partículas de faisán al foie con reducción de Módena y crujiente de azahar junto con Don Perignon cosecha del 63 y trazas de caviar de procedencia no identificada.

Esta redacción también ha sabido del litigio rápidamente solucionado que han tenido los voluntarios responsables de este hallazgo con el Ayuntamiento de Madrid, institución que reclamaba la pieza por haber sido encontrada en su término municipal. La concejala de medio ambiente, Inés Sabanés, propuso el procesado de la pieza en instalaciones municipales adecuadas con el doble fin de evitar la alta toxicidad de la tela original, expuesta según sus palabras a ambientes NBQ y niveles no tolerables de incienso y caspa, y recuperar los materiales aprovechables con objetivos ecológicos. Pronto se solucionó el problema al ver la concejala que los voluntarios no tenían ya remedio estaban ya inmunizados contra la posible peligrosidad de la prenda y que, realmente, no se podía aprovechar en nada útil con su reciclaje. Por todo esto se les permitió devolverla al legítimo dueño o exponerla en algún puesto en próximas celebraciones del Cristo de Rivas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s