Escandalosas revelaciones sobre Rivas en los documentos filtrados por Greenpeace sobre las negociaciones del TTIP


Rivas-Vaciamadrid (Agencias)

Foto: Alexander F. Ñique

Según los documentos filtrados por GreenPeace a propósito del Acuerdo Transatlántico de Comercio e Inversión, más conocido por sus siglas en inglés (TTIP), Rivas Vaciamadrid sería una de las localidades del mundo más afectada por la entrada en vigor de dicho Acuerdo comercial.


En esos documentos, en el apartado de Agricultura, se especifica claramente y sin lugar a dudas a la localidad del sureste como sujeto seguro de expropiación de dos lugares emblemáticos, la finca “El Piul” y la archifamosa Laguna de El Campillo, lugar privilegiado de ocio para los ripenses y la mosca negra. El objeto de tal expropiación no sería otro que cedérselos a la famosa y maligna multinacional Monsanto, conocida mundialmente como la productora de semillas transgénicas y de sistemas de protección  de cultivos a nivel global. De esta manera, Monsanto tendría las manos libres para dedicarse a la experimentación con organismos genéticamente modificados en territorio ripense, a la vez que privatizaría el acceso a la laguna, el nuevo CEIPSO y el servicio de recogida de heces caninas con el consiguiente incremento de tasas, gabelas, gravámenes e impuestos. De igual manera, la explotación pecuaria adyacente se dedicaría a la producción de carne de buey hormonada, que pasaría a ser de consumo obligatorio para toda la población del municipio, especialmente de niños y adolescentes y asiduos a los gimnasios.

Esta filtración pone de manifiesto que Monsanto lleva sin duda varios años realizando experimentos biogenéticos en Rivas de manera encubierta, prueba de los cuales serían las plagas de mosca negra, las pelusas blancas de los árboles y los chemtrails. La inclusión en el acuerdo pretendería legitimar estas actividades poco éticas y sospechosas. 

El Ayuntamiento de Rivas, en una hábil jugada, antes de que se filtraran los famosos textos se adhirió a la Declaración de Barcelona, que rechaza este acuerdo. La portavoz de la Concejalía de Asuntos Exteriores del consistorio, Maria del Mar Gallo, ha declarado a The Rivas Tribune que “la filtración ha demostrado cómo los acuerdos internacionales están destinados a engañar a los consumidores. He leído por ahí que las lentejas y garbanzos que comemos no son ni de La Armuña ni de Fuentesaúco, sino de Chicago. Si esto sucede hoy en día, no quiero pensar en la invasión de patatas de Idaho que nos espera”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s