Impresionante éxito de Bertín Osborne en su concierto en Rivas

Su compañero Arévalo no pudo asistir debido a su elección como cabeza de lista por C’s por Ávila.

Rivas-Vaciamadrid (Agencias)

Foto y dibujicos : Alexander F. Ñique

Concierto(1)El sábado 12 de Mayo pasará a los anales (¿ha dicho anales?) y marcará un antes y un después en la historia ripense. Bertín Osborne ofreció un espectáculo de inconmensurable calidad tanto vocal como escénica, elevando el listón de una manera que difícilmente podrá ser superada.

El famoso showman, presentador, artista,  evasor fiscal y gran amante de Panamá y sus gentes  y muy conocido por su afición a aparecer en los papeles  la prensa del corazón, presentó en Rivas sus nuevos temas de su más reciente disco ‘Crooner’. Se trata de un ejercicio de estilo en el que se sumerge en el mundo de los grandes cantantes clásicos como Frank Sinatra, La Charanga del Tïo Honorio, Zapato Veloz o Harry Connick Jr. Con mucho swing, con su Big Band y, sobre todo, con su extraordinaria voz y presencia física.

‘Crooner’ saca lo mejor de Bertín, en la que probablemente sea la mejor interpretación vocal de su carrera. Con un repertorio que va de los clásicos del swing, del Twerking y la Big Band de pueblo a temas más actuales, salteados con algunas sorpresas adaptadas al género como “Little Francis  the chocolate man”, el disco brilla a un altísimo nivel, para cumplir el deseo del cantante de plantearse el trabajo como un regalo.

Los temas de ‘Crooner’ se grabaron a la vieja usanza, con los músicos tocando al tiempo, como se hacían los de la edad de oro de los artistas a los que rinde homenaje. Y así, entre giros de swing y con aires de balada clásica, cobran un valor especial grandes clásicos como Flai mi tu de mún, Múún river o Niu yol, Niu yol; éxitos más actuales como Guonderful Tunais (Eric Clapton) o Yas for yu (Lionel Richie), o incluso canciones llevadas a su terreno como Canteik maiais ofofiu. Algunas de ellas, con versión en español cuyas adaptaciones ha realizado el propio Bertín.

Los mejores momentos del concierto llegaron con las interpretaciones de sus canciones de siempre, como Buenas noches, Hacienda señora” y “Como un vagabundo”. La mayoría de las asistentes llegaron casi al clímax cuando Bertín pronunció aquellas palabras que se han convertido en el paradigma del glamour y del piropo retrechero de su canción “Señora de las cuatro décadas” que dice así: “Señora de las cuatro décadas/Permítame descubrir/Que hay detrás de esos hilos de plata/Y esa grasa abdominal/Que los aeróbicos no saben quitar”

El cantante andaluz por autonomía antonio masa  antonomasia amenizó el espacio entre canción y canción con sabrósas anécdotas, como la historia sobre una vez que fue a Sálvame y fue todo el rato con el culo pegado a la pared, “porque hay mucho mariquita en Telecinco”. También homenajeó a su compañero Arévalo, ausente por su reciente compromiso con Cuñadan’s Ciudadanos con un surtido repertorio de chistes de gangosos, de mariquitas, de pedos, y de gangosos mariquitas tirándose pedos.

La apoteosis llegó con sus dos últimos temas: su versión del tema del añorado Luis Aguilé “Es una lata el trabajar” y un adelanto de su próximo disco: “Trabajar pa na má que defraudar”, un simpático guiño al pequeño incidente de las supuestas cuentas del cantante en ese país hermano.

El cantante concedió varios bises a un público totalmente entregado, alargando el concierto hasta las dos de la mañana, momento en los que el público se encaminó a los chiringuitos del recinto ferial, buscando los del CDR y Rivas Puede infructuosamente.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s