La deuda pública en Rivas aumentó por culpa del metabolismo

 

La comisión de auditoría de la deuda pública de la ciudad propone una dieta de 1500 calorías, deporte suave y salir menos.

A punto de llegar al ecuador de la legislatura ya tenemos las primeras conclusiones de la comisión municipal de auditoría de la deuda pública en Rivas. En rueda de prensa la portavoz rotativa por sorteo de la comisión, Alegra Saza, ha explicado el resumen de las conclusiones del análisis de la deuda acumulada a lo largo de los años de la crisis en la ciudad.deuda

Para empezar ha explicado a los periodistas congregados que la ciudad, con la llegada de la crisis, comenzó a alimentar sus cuentas con presupuestos de mala calidad lo que provocó un cambio de metabolismo agudizado con el sedentarismo de una administración ya de por sí bastante engordada. La dejadez y el desánimo institucional, por otro lado, provocó que el consistorio adquiriera hábitos de ocio poco saludables, cometiendo ciertos excesos en consumo de tapas, cervecicas con amigos y viajes en taxi. Estos excesos, unidos a ese cambio de metabolismo ha engordado la deuda por encima de lo esperado. “Nos preguntábamos, ¿y cómo es que no adelgaza la deuda si no comemos nada? Pues aquí está la respuesta”, afirma Saza: “El metabolismo”.

La comisión no ha querido quedarse en el mero análisis y ha desarrollado un informe con una serie de recomendaciones a poner en marcha por la Administración para revertir esta situación. Para empezar la comisión recomienda una dieta suave hipocalórica, reduciendo el consumo de patata no nacional y aumentando el de la producción local de huertos urbanos.

Como segunda medida se propone salir menos, “cuando una persona en su casa tiene este tipo de problemas procura salir menos y evitar las tapitas, es obvio, vamos”, apostilla Alegra Saza. Para asegurar el cumplimiento de esta medida se pondrán fotos de la deuda con mallas después de una comilona en la tapa de la caja de caudales municipal, con el fin de desanimar el gasto de los concejales.

La tercera medida supone aumentar el ejercicio físico de los funcionarios y cargos públicos, especialmente de los asesores y cargos de confianza. “Sería muy interesante”, concluye el portavoz, “que esos eurillos que nos ahorramos por no salir, no coger taxis y estas cosas, podamos revertirlo en un gimnasio, algún paseo por el parque lineal o, casi mejor, ponernos a recoger puerta a puerta la basura de las vecinas de forma gratuita, y así matamos dos pájaros de un tiro”.

La comisión hará un seguimiento muy cercano de la efectividad de las medidas propuestas, las cuales esperan que sean suficientes para mejorar el peso de la deuda pública en Rivas. Aún así trabajarán, tal y como ha informado su portavoz, en un plan B en el que no se descartarían las clases de Zumba.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s